Valle de Ricote no es solo un aceite. Es un proyecto familiar de aceites de gran calidad que ha cosechado un gran éxito en el extranjero y en nuestro país por sus ganas de aportar gotitas de puro zumo de aceituna a las mejores cocinas españolas.

Los Guillén, empresarios alimentarios de la zona de Algaida-Archena desde el año 1957 tenían el gusanillo de aunar esfuerzos en conseguir uno de los mejores aceites de oliva virgen extra del país. Un objetivo que no es poco teniendo en cuenta que España, además de ser el mayor productor de zumo de aceitunas, tiene un producción de altísima calidad.

La almazara abrió en 2009 y sólo 4 años después ya tuvo que ampliar sus instalaciones debido a la gran acogida. En ningún momento escatimaron en adquirir la mejor tecnología disponible, todo el proceso se hace de forma automatizada y el sistema de extracción es, naturalmente, en frío.

Con siete variedades distintas y un coupage, Valle de Ricote tiene un amplio catálogo ideal para un gran abanico de paladares. El aceite que tiene más demanda, tanto en España como en el extranjero, es el de la variedad arbequina, seguido del coupage que consta de un 60% de arbequina, un 20% de picual y un 20% restante de cornicabra, cuquillo, royal, changlot real y koroneki.

Además de las distintas variedades, Valle de Ricote dispone de varias presentaciones ideales para una gran variedad de público. Todos los monovarietales y el coupage se presentan en botellas vidrio de 250ml, 500ml y 750ml, con tapón dosificador irrellenable, tanto para uso particular como para la restauración. También tienen disponible envases en plástico de 1, 2 y 5 litros. Y para comodidad de muchos restauradores, Valle de Ricote dispone de unos envases de acero inoxidable reutilizables con una capacidad de 30 litros y con un cómodo grifo para poder utilizarlo en función de las necesidades particulares.

En manos de la familia Guillén, conocida en la zona por su conservera de frutas y vegetales, el aceite Valle de Ricote se está expandiendo rápidamente. Además de estar siendo especialmente apreciado por los restauradores de la zona –ya son varios los buenos restaurantes murcianos que cocinan y ofrecen en sala alguna de las variedades de esta almazara-, es mucha la gente que se acerca a sus instalaciones a comprarlo. Este año ha sido galardonado con dos premios internacionales, en París y en Los Ángeles,